Envío gratis en ordenes igual o mayor de $300!

Nostradamus, el profeta

Nostradamus, el profeta

Médico y astrólogo francés, conocido por su profecía publicada en 1555 bajo el título "Verdadero siglo y profecía". de la humanidad hasta el fin del mundo, que situó en el año 3797. Nacido católico, Nostradamus estuvo rodeado de santos que pronto lo llevaron a las profundidades de las matemáticas, que en ese momento significaba astrología, así como las artes de la medicina y la farmacia.

Desde temprana edad, aprendió a dominar el horóscopo, comprender las estrellas y describir los destinos de las personas en su combinación aparentemente caprichosa. En Aviñón y Montpellier estudió literatura, medicina y filosofía, y su raro talento y su impecable memoria asombraron a sus compañeros y profesores. La obra que dio fama a Nostradamus es una colección de enigmas y profecías en verso, publicadas en cuatro "centurias" o volúmenes de cien cuartetas cada uno. En 1558 la colección fue completada por otros seis volúmenes.

En un lenguaje sibilino y hermético, sin orden cronológico, las cuartetas de las Centurias exponen profecías y pronósticos sobre una edad histórica que llega hasta el año 3797. Según ciertos comentadores, muchas de estas profecías se realizaron; de la muerte de Enrique II en un torneo, a la de Luis XVI; de la caída de Napoleón a la guerra de 1939.

 En 1542 escribirá a su hijo César: "Estando a veces durante toda una semana penetrado de la inspiración que llenaba de suave olor mis estudios nocturnos, he compuesto, mediante largos cálculos, libros de profecías un poco oscuramente redactados, y que son vaticinios perpetuos desde hoy hasta el año 3797. Es posible que algunas personas muevan con escepticismo la cabeza en razón de la extensión de mis profecías sobre tan largo período, y sin embargo todas ellas se realizarán y se comprenderán inteligiblemente en toda la Tierra."

De hecho, pronto comenzaron a ser reconocidas sus hazañas como profeta. Ocho años después de publicar El siglo, una de sus predicciones, la de la muerte de Enrique II de Francia en un torneo, se hizo realidad. Luego de este hecho, comenzaron a correr rumores sobre la visión visionaria de Nostradamus, lo que, sumado a su éxito como médico, lo convirtieron en un híbrido de curandero y mago a los ojos de la sociedad de la época hasta el punto de que el rey Carlos IX lo nombró médico de la corte.


Con las mismas etiquetas


Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

×