Envío gratis en ordenes igual o mayor de $300!

San francisco de Asís

San francisco de Asís

Religioso y místico italiano, fundador de la orden franciscana; nacido en Asís en la actual Italia (1182 - 1226). Casi sin darse cuenta, San Francisco lideró un movimiento de avivamiento cristiano centrado en el amor de Dios, la pobreza, la alegría y la fraternidad, que repercutió ampliamente entre las clases populares, convirtiéndolo en una figura reverenciada de su época.

Su padre era un hombre de negocios y su madre pertenecía a una familia noble. Su padre comerciaba mucho con Francia, y cuando nació su hijo, estaba en el extranjero. La gente apodó al niño "francesco" (francés), aunque se le dio el nombre de "Juan" en su bautismo.

En la primavera de 1206 el santo tuvo su primera visión. En un templo dedicado a San Damián, medio destruido por el tiempo, escuchó una voz que le decía que estaba meditando en Cristo: “Ve, vamos, Francisco, arregla mi iglesia. Ya lo ves, está hecha una ruina”. San Francisco corrió a su casa, recogió varios trozos de paño –tela muy valiosa por aquel entonces–, los vendió y dedicó el dinero obtenido a la restauración del templo de San Damián.

Tras este generoso acto fue solo el primero de una vida dedicada a los demás: trabajó en un hospital de leprosos, restauró iglesias con sus propias fuerzas y compartió su mesa con pobres y necesitados. Murió en su ciudad natal, Asís, en 1226.

Oración a San Francisco de Asís

Oh, Señor, hazme un instrumento de Tu

Paz.

Donde hay odio, que lleve yo el Amor.

Donde haya ofensa, que lleve yo el Perdón.

Donde haya discordia, que lleve yo la Unión.

Donde haya duda, que lleve yo la Fe.

Donde haya error, que lleve yo la Verdad.

Donde haya desesperación, que lleve yo la Alegría.

Donde haya tinieblas, que lleve yo la Luz.

 

Oh, Maestro, haced que yo no busque tanto ser consolado, sino consolar;

ser comprendido, sino comprender;

ser amado, como amar.

 

Porque es:

Dando, que se recibe;

Perdonando, que se es perdonado;

Muriendo, que se resucita a la

Vida Eterna.


Con las mismas etiquetas


Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

×